¿Los ausentes del debate?

Váyanse a paseo

Buscando a Sam Seaborn desesperadamente