La nueva conciencia

Ingeniero Agrónomo que no distingue un manzano de un peral, empecé mi carrera en el lado oscuro, trabajando como lobista para grandes multinacionales en Bruselas.Compaginé eso con mi enorme afición a la música pop, que todavía no era de gafa pasta (no pregunten el año por favor).

Un día deje el lobying, y me fui a recorrer el mundo con una mochila. Poco después de mi vuelta decidía dedicarme en cuerpo y alma a a cambiar el mundo, para hacerlo más justo, usando la comunicación.  Y en esas estoy.

Lo mejor de esa decisión, la gente tan maravillosa que me he ido encontrando. Creo en Gaia, en las profecías Incas y en el amor universal. Soy la nueva conciencia de las reincindentes...

En construcción

Me gustan las mujeres