Acabar con dignidad

anonimous.jpg

Estamos viviendo tiempos convulsos. O eso me parece a mi. El fin del mundo tal y como lo hemos conocido ha llegado. Y esto que suena tan apocalíptico no lo es, si es el final, casi mejor, que quieren que les diga....

Vivir en un mundo donde una pequeño conjunto de seres sobrevive gracias al sufrimiento y la destrucción del resto da un poco de grima, la verdad. Y no hablo solo de las enormes desigualdades que alegremente promovemos entre humanos -si, si, promovemos, con cada uno de nuestros pequeños actos, cada compra de ropa barata, de comida basura, de tecnología de sangre, incluso con cada interés bancario producto de la especulación financiera...-. También hablo de los abusos a otros animales, porque somos animales se lo aseguro, y a otros seres vivos, que nos rodean.

Como decían unos filósofos maravillosos con los que me junte hace tiempo: "si seguimos así nos vamos a extinguir... ¿Y qué?" Efectivamente, ¿y qué? Pues nada. Ahora bien, aceptando que el fin está próximo, por favor, acabemos esto con dignidad. Yo es lo que pienso hacer. Pienso morir luchando. No puedo abarcarlo todo, no sería sostenible, pero lucho todos los días un poquito, con la convicción de que cada poquito, sumado todos los días, conseguirá hacer un algo.

Les recomiendo que hagan lo mismo. Reflexionar a la hora de consumir, informarse bien de todo, indignarse, buscar formas de cambiar lo que se cree que está mal, pero sin destruir, construyendo, con amor y paciencia. Seguramente nos extingamos igual, pero los haremos con una sonrisa en la boca.

Vallas, puentes y política

Viajes que merecen la pena...