Vacaciones para todos. O no.

vacation-equality.jpg

Voy a confesar algo: me encantan los EEUU. Me gusta su gente, sus ciudades, sus pueblos, la participación social en organizaciones de base, su filosofía de intentar hacer siempre más y mejor. Me gusta hasta la atención de los camareros en los restaurantes, muchísimo más educada y eficaz que en nuestra España. Pero también hay muchas cosas que no me gustan: la preminencia de la religión en la vida pública, la falta de una sanidad decente para millones de personas, o la inexistencia de muchos derechos laborales. Siempre he soñado con trabajar allí durante un tiempo, pero una cosa siempre me ha echado para atrás: las pocas vacaciones que tienen, normalmente solo un par de semanas. Pero hasta ayer no me había enterado de que mucha gente no tiene ni eso, porque EEUU es el único país desarrollado que no obliga por ley a que las vacaciones sean pagadas. De hecho muchos americanos se sorprenden al saber que en muchos otros países se garantiza un mínimo de vacaciones pagadas a todos los trabajadores. Y de los permisos de maternidad y paternidad ni hablamos.

Muchas empresas americanas sí incluyen un tiempo de vacaciones pagadas, pero por amor al arte, no por obligación. De hecho 1 de cada 4 personas en EEUU  no disfruta de vacaciones pagadas. Y una de cada cuatro en este caso son 27 millones. Unas cuantas.

Me enteré de todo esto gracias a una nueva campaña llamada Vacation Equality Project. Una campaña sencilla e inteligente (éstas siempre me enamoran) que tiene un objetivo muy concreto: conseguir 100.000 firmas en 30 días en la web de la Casa Blanca para que el gobierno norteamericano aborde el tema y garantice unos días mínimos de vacaciones pagadas. Y con una web muy visual y sencilla que expone de forma muy gráfica el problema, la solución y la acción que las personas pueden hacer para colaborar.

Y ¿quién crees que la ha lanzado? ¿Un sindicato? ¿Una ONG? Frío, frío. La campaña la lanza una empresa, Hotels.com, una central de reservas de hoteles online.

Y ¿por qué? Pues supongo que Hotels.com tiene interés en que más gente tenga vacaciones pagadas e incrementar su potencial clientela. Pero las vacaciones pagadas tendrían además un impacto positivo en millones de familias  y probablemente en la generación de empleo en el sector turístico. Hotels.com está intentando generar lo que los amigos anglosajones llama una situación win-win: todos ganan.

La Responsabilidad Social Corporativa no es dar un donativo a una ONG o plantar 100 árboles. La verdadera responabilidad social de una empresa es mojarse y dar la cara por los cambios en la sociedad. Como hicieron Apple, Starbucks, Mastercard y otras 24 empresas apoyando el matrimonio igualitario en EEUU, y como otros ejemplos sobre los que escribiré en los próximos días. Ojalá nuestras empresas lo entiendan pronto: en una sociedad que cada vez se moja más, las empresas que lo entiendan y se mojen por avanzar en derechos sociales tendrán una ventaja competitiva con el resto.

Les dejo con el original vídeo de la campaña. Felices vacaciones pagadas.

httpv://youtu.be/FGCprWFpMBg

 

De lo privado

Bendita rutina