Se busca Gandhi

niños-gandhi.jpg

La Román, mi compañera de aquí al lado, sabe que me gustan las imágenes, y el otro día me regalaba esta preciosidad. Curiosa, fui a enterarme de dónde venía: cada 30 de enero se celebra en la India el aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi. El año pasado más de 450 niños marcharon en la ciudad india de Kolkata en homenaje a la marcha pacífica de Gandhi en 1930 para protestar contra el impuesto sobre la sal británico, algo que desencadenaría el movimiento independentista hindú. Y la imagen me hizo pensar. En la India, los niños se visten de Gandhi para homenajear a uno de sus grandes líderes sociales, reconocido en todo el mundo,que defendió la paz y la revolución no violenta. Si los niños en España quisieran homenajear a un líder social ¿de quién se vestirían? ¿De Adolfo Suárez? ¿De San Juan de Ávila? ¿De Sabino Arana? ¿De tienda de campaña Quechua?

Es triste, reconozcámoslo. No tenemos ni un líder social del que estar orgullosos. Ni uno. Esto dice mucho de un país, o mejor dicho, dice poco. ¿Qué nos pasa?

En mi blog pre-reincidente ya escribí sobre el tema, y achacaba esta falta de líderes visibles a la manía, creo que tan española, de machacar a cualquier persona que destaque. El liderazgo está mal visto en este país, lo que se lleva es la masa, la asamblea, la organización. Pero si una persona destaca en una causa, pronto se encarga la gente de decirle que no personalice, que esto es una lucha de todos. Como si ambas cosas fuesen incompatibles. Rosa Parks, Martin Luther King, Gandhi, Mandela, fueron líderes en organizaciones, pero con un carisma y una forma de ser particular que les hacían, con humildad, avanzar la causa de su organización.

Estoy segura de que en alguna parte se esconde la Penélope Cruz del cambio social. Y espero que sea una mujer, no se enfaden.

Por cierto, si no les ha gustado la entrada échenle la bronca a la Román, que me vuelve loca con estas cosas que me envía y está deseosa de que los lectores participen.

Y si quieren leer más sobre lo que opino, aquí tienen mi entrada "No es país para líderes".

 

 

Un Gandhi en cada barrio

Un poco de oxígeno