Rían, por favor

dumb_ways_to_die.jpg

  Pues parece que no se acaba el mundo. Quizá, porque como dice Alberto Suárez en su último post de Perfecto Caballero Británico, nos hemos adelantado.

A nuestro alrededor estamos viendo demasiadas cosas negativas, grises, tristes. Así que antes de irme de vacaciones unos días quiero sacarles una sonrisa. Y voy a intentarlo con una inteligente y pegadiza campaña de seguridad del Metro de Melbourne. Espero que se rían tanto como yo. Y cuidado, que no se podrán sacar la cancioncita de la cabeza en unas cuantas horas; yo aún la sigo tarareando.

Disfruten estos días, quiéranse mucho, abracen, besen, recuerden, lloren, rían. Y no se me mueran, que les necesito para seguir cambiando el mundo en 2013.

httpv://www.youtube.com/watch?v=IJNR2EpS0jw

 

El hombre que no podía soñar

Podemos cambiar lo imposible